Carles Brugada

 – Notícies

Idiomes / Aparença

El futuro: Aplicaciones en la nube

Cada día hay una tendencia más clara y definida hacia el uso de aplicaciones en la nube, aquellas aplicaciones que usamos sin tener instaladas en nuestro equipo, ya que nos ofrecen numerosas ventajas.

Antes de hablar de las ventajas que ofrecen dichas aplicaciones, tenemos que comprender que son en si mismas.

Una aplicación en la nube se encuentra alojada en el servidor del propietario (o uno alquilado para ese proposito) y para conectarte a dicha aplicación, y hacer uso de ella, se usa, normalmente, un navegador, que no es más que una ventana a ese servidor.

Todos los requisitos mínimos de uso de ese software son absorbidos por el servidor que lo aloja, dejando al cliente final el único requisito de un navegador.

Una vez sabido esto, las ventajas se imaginan por si mismas.
  • El usuario del programa puede hacer uso del mismo con cualquier máquina, por poco potente que sea, reduciendo costes en la empresa.
  • Si se requiere base de datos o almacenamiento, se utiliza uno centralizado, por lo que es más sencillo y cómodo realizar copias de seguridad. Esto se traduce para una empresa en ahorro.
  • Es multiplataforma, no importa que sistema operativo utilices, un navegador es siempre un navegador ya que siguen los estándares HTML marcador por World Wide Web Consortium.
  • Al estar en una ubicación remota, se puede acceder, a través de internet desde cualquier ordenador del mundo.

Y muchas otras que se me olvidan, pero que seguro podeis imaginar.

La mayoría usamos aplicaciones en la nube, quizás sin saberlo.

GMail de Google o Windows Live Mail de Microsoft son de los más antiguos, que nos permiten acceder a nuestro correo electrónico desde cualquier parte del mundo.

Más recientemente podemos editar documentos de texto y hojas de cálculo con Google Docs o Office Live de Microsoft, las suites ofimáticas en la nube.

Y sin olvidar las aplicaciones más utilizadas, las que han experimentado un crecimiento más fuerte en los últimos años, las redes sociales, tales como Facebook, Twitter, LinkedIn, Tuenti, el nuevo Google Plus u otras que ni conozco. Además, no hay que olvidar que estas aplicaciones, a su vez, contienen a otras, por ejemplo los adictivos juegos de Facebook.

Podemos no estar de acuerdo, pero una cosa está clara, las grandes empresas, como son Google, Adobe, Microsoft, Apple, etc., ya han hecho sus apuestas y la direcció es evidente: Internet, un gran mercado por explotar.
Carles Brugada
© 2011 - 2017